Matthew Perry tocó fondo con una dependencia que lo llevó al borde de la muerte

0
32
Matthew Perry tocó fondo con una dependencia que lo llevó al borde de la muerte
Matthew Perry tocó fondo con una dependencia que lo llevó al borde de la muerte

Matthew Perry, después de muchos años alejado del foco mediático y sin éxitos profesionales, reapareció para ayudar a otras personas que luchan contra las adicciones. Y lo hace con una autobiografía donde describe los estragos que la dependencia al alcohol y los opioides causaron en su vida. Sin embargo, antes de llegar a la sobriedad, vivió un infierno y tocó fondo con una dependencia que lo llevó al borde de la muerte.

El inolvidable Chandler Bing de “Friends” confesó que estuvo en rehabilitación unas 15 veces gastando unos USD 9 millones de dólares en su sanación, que llegaba a consumir 55 pastillas Vicodin al día y que únicamente estuvo sobrio en una sola de las diez temporadas de la comedia. Una de las consecuencias fue que pasó dos semanas en coma con “2% probabilidad de sobrevivir” después de sufrir una perforación gastrointestinal por culpa de los abusos de opioides en 2018. Cuando tuvo la oportunidad de retomar su carrera con un papel junto a estrellas como Meryl Streep y Leonardo DiCaprio, sus adicciones terminaron arruinando su regreso en una producción dirigida por Adam McKay.

“No importa si tienes éxito o no, a la enfermedad no le importa”, según revela en sus memorias, “Friends, Lovers and the Big Terrible Thing”, ,que saldrá a la venta el 1 de noviembre. Ese episodio de salud, destrozó todos sus planes y tuvo que irse de la película.

En su libro, Perry dio a conocer que tuvo un ataque al corazón durante cinco minutos y que el médico le rompió ocho costillas durante la reanimación.

El actor, de 53 años, explicó por qué no apareció en la película, “Don’t Look Up”, el éxito de Netflix. Durante el rodaje todavía batallaba contra su adicciones. Su paso por la película era en una escena junto a Jonah Hill sobre el escenario de una convención política. Sin embargo, en el metraje final, el actor no apareció en ningún momento.

En sus memorias, el intérprete reconoce que iba a ser “la película más grande que jamás había conseguido”. Según la revista Rolling Stone, Perry iba a interpretar a un periodista republicano e incluso iba a compartir escenas con la galardonada Meryl Streep.

Sin embargo, terminó en un centro de rehabilitación en Suiza y le mintió a sus médicos sobre un fuerte dolor de estómago para que le recetaran un fuerte analgésico. “Me sentía bien”, admitió. Se tomó el opioide la noche antes de someterse a una operación. La medicación hizo reacción con la droga anestésica que le pusieron, una combinación casi letal que provocó que su corazón dejara de latir.

“Me dijeron que un hombre fornido no quería que el tipo de ‘Friends’ muriera en su mesa y me hizo la RCP durante los cinco minutos completos, golpeando mi pecho. Si no hubiera estado en la serie, ¿se habría detenido a los tres minutos? ¿’Friends me salvó la vida otra vez?’”, se pregunta en uno de los extractos de su libro, publicado por Rolling Stone.

Perry logró salir con vida pero con ocho costillas rotas durante el proceso de reanimación. Pero estaba demasiado dolorido después del hecho para continuar filmando la película y califica la decisión de dejar el proyecto de “desgarradora”.

Reeves es una de las estrellas de cine más queridas por el público y sus colegas. Sin embargo, Perry reveló su disgusto por el actor de manera inesperada en su libro, según señala Page Six.

En un extracto de su libro, el actor escribió: “¿Por qué River Phoenix y Heath Ledger mueren, pero Keanu Reeves sigue caminando entre nosotros?”.

Perry hizo una de sus primeras películas con River Phoenix, quien murió en 1993 a los 23 años de una sobredosis afuera del club nocturno Viper Room. “Era un hombre hermoso por afuera y por dentro. Demasiado bueno para este mundo, al parecer. Siempre parece que los más talentosos son los que caen”, escribió sobre su fallecimiento.

Perry cuenta cómo lloró cuando se enteró de su muerte: “Escuché los gritos desde mi apartamento. Volví a la cama y me desperté con la noticia”, detalló.

En otro a ataque a su colega, Perry vuelve hablar sobre la existencia de Reeves. La repite para otra tragedia: el fallecimiento del comediante Chris Farley. Mientras luchaba contra la adicción en el apogeo de su fama Perry filmó “Almost Heroes”, una comedia coprotagonizada por Farley. Cuando supo de su muerte, también por una sobredosis, su reacción fue pensar en Reeves.

“Hice un agujero en la pared del camerino de Jennifer Aniston cuando me enteré”, escribió Perry, quien estaba en plena grabación de una temporada de “Friends” cuando se enteró de lo de Farley. Y en ese pasaje del libro, ocupa una frase que no explica, pero que repite por segunda vez: “Keanu Reeves camina entre nosotros”.

Según IMDb.com, los actores no han compartido ningún proyecto.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here