¡Injusticia! Víctima de abuso sexual debe pagar casi un millón y medio de pesos a su agresor

0
11
Kirsty Easthope
Kirsty Easthope

Arthur Hepple, quien ahora tiene 83 años, fue acusado en varias ocasiones de agredir sexualmente a mujeres, en especial a menores de edad

Un extraño caso en Reino Unido ha conmocionado a todo el país británico, pues sorprendentemente, un tribunal falló a favor de un agresor sexual y ahora la víctima debe pagarle 35 mil libras esterlinas —que son más de 800 mil pesos mexicanos— por los honorarios legales de sus abogados defensores además de otras 26 mil libras esterlinas —o sea más de 600 mil pesos mexicanos— por “los daños y perjuicios” que el hombre alegó en la corte. Esto suma un total de 61 mil libras esterlinas que se traducen a un millón 425 mil 310.75 pesos mexicanos, esto de acuerdo a la tasa de cambio del día de hoy 20 de enero del 2023. Todo debido a que la madre de la afectada dejó testado que el sujeto tenía derecho de vivir en la propiedad heredara por el resto de su vida.

Arthur Hepple tiene en total cuatro denuncias de abuso sexual, pero esto no fue suficiente para que la corte fallara en favor de las víctimas. FOTO: SWNS

El sujeto abusó sexualmente de ella durante 10 años

Kirsty Easthope vivía con su madre Irma Barnett en una casa valuada en 300 mil libras esterlinas —que son más de siete millones de pesos—. El esposo de la señora, Alan Barnett, fue quien compró la propiedad en 1983 para que toda la familia viviese en suma comodidad, sin embargo, falleció a los 71 años en 1996. Esto abrió paso para que la viuda rehiciera su vida y se juntara nuevamente con otro hombre. Así que más adelante conoció a Arthur Hepple, formaron una relación y se mudó con ella y la menor de sus hijas a su residencia en 1999. Eran una pareja normal que salían de vacaciones y disfrutaban de restaurantes, pero en el 2003, este sujeto decidió abusar sexualmente de la entonces infante.

Ella no lo denunció debido a su madre

Kirsty Easthope declaró que al principio se encontraba “sorprendida, avergonzada” y que se sintió “tonta”. Pensó que no era un asunto que pudiese externarle a la policía porque creyó que la sacarían del edificio a carcajadas. Así que decidió apelar al lado humano de Arthur Hepple y decirle que “se detuviera porque estaba mal” y porque él le había dicho que pensaba en ella como su propia hija. Dijo que ella esperaba que “esa vez” fuese la última, pero él era muy persistente. Más adelante se intensificaron los ataques, puesto que Irma Barnett, la madre de la víctima, desarrolló demencia —síndrome deteriora la memoria, el intelecto, el comportamiento y la capacidad para realizar actividades de la vida diaria. La forma más común de esta enfermedad es el “Alzheimer”, y acapara el 60 y el 70 por ciento de los casos.—

Irma Barnett falleció en 2013, a los 81 años. Luego de esto, el sujeto quiso abusar también de la hija de 14 años de Kirsty Easthope y fue solo entonces que denunciaron a Arthur Hepple por el abuso sexual que ella padeció durante 10 años más el que le reportó la menor de edad. De acuerdo con la denuncia, se acercó sigilosamente a ella cuando la adolescente salió de la ducha y trató de quitarle la toalla. Sin embargo el castigo fue demasiado suave, pues cuando fue procesado —en el 2014— únicamente recibió una sentencia de un año y un mes en prisión. Además de esto, se le incluyó en el registro de delincuentes sexuales. Debido a que el castigo por sus actos fue prácticamente una burla, en el 2017 volvió a abusar de otra mujer y su hija.

Conoció a la madre de la víctima en 1999 y se fue a vivir con ella y su familia. En 2003 abusó por primera vez de Kirsty Easthope, a quien hostigó por 10 años. FOTO: Kirsty Easthope y SWNS

Lo liberaron al año e inmediatamente fue puesto en libertad

Arthur Hepple había abusado sexualmente de otra mujer y de su hija de solo 12 años. Fue puesto en prisión preventiva y finalmente condenado a dos años y tres meses. Pero tras pasar solo un año en la cárcel, salió en libertad. Luego de esto acudió al domicilio heredado de Kirsty Easthope ubicado en la ciudad de York, en el condado de North Yorkshire, para exigir los derechos que había testado Irma Barnett, la madre de la víctima. El sujeto pretendía regresar a la vivienda y pasar “sus últimos días ahí” como la supuesta difunta quería. Sin embargo y debido a que la propiedad había quedado vacía, la mujer de 52 años la había rentado. Además se había asesorado legalmente y sus abogados le recomendaron que no le dieran acceso a la casa.

Para evitar más conflictos, Kirsty Easthope le ofreció a Arthur Hepple pasarse a otra propiedad, opción que sus abogados también le sugirieron hacer. Sin embargo el sujeto no accedió y llevó su caso ante los tribunales. Cabe destacar que Irma Barnett había firmado en el año 2000 su testamento, donde le dejaba su propiedad a su hija menor pero también indicaba que su pareja, que ahora tiene 83 años, podía vivir en ella por el resto de su vida. La instancia que falló a favor del agresor sexual, fue el Tribunal del Condado de Leeds, quien detalló que la víctima debía de pagar un total de 61 mil libras esterlinas —un millón 425 mil 310.75 pesos mexicanos— al hombre. Añadieron al perjuicio “insulto a la injuria” y por “amueblar la vivienda de forma diferente”.

Sus familiares y amigos crearon una página de recaudación de fondos

Debido al tremendo falló en el sistema judicial, los familiares y amigos de Kirsty Easthope decidieron abrir una página de recaudación de fondos en GoFoundMe, esto para poder juntar las 100 mil libras esterlinas que la mujer debe pagar de todo el calvario legal que Arthur Hepple le provocó. La señora de 52 años que es una agente inmobiliaria, debe juntar —además de las 61 mil libras esterlinas para él— 40 mil libras esterlinas de los honorarios legales que tuvo que adquirir para defenderse de su agresor sexual. Esta situación alteró mucho a la también madre de tres hijos, pues “es inaudito que este sujeto siga torturándola”, apuntó el familiar que creó el sitio web.

La situación fue tal, que la devastación y desesperación la orillaron a querer quitarse la vida. Actualmente ya recibe tratamiento médico y se encuentra mejor en el plano emocional, pero ha publicado su caso en los medios de comunicación y esto ha atraído la atención de la prensa internacional. Hasta el momento, varios internautas se preguntan cómo fue que el Tribunal del Condado de Leeds falló a su favor si la otra instancia de la Corona de York lo declaró culpable de las agresiones sexuales. Cabe destacar que Arthur Hepple aún tiene que mudarse a la casa en disputa, aunque los vecinos le han dejado claro que no es nada bienvenido a la zona. Siguen incrédulos de que la ley lo haya amparado, ya que no fue un delito aislado.

Dijeron que tienen familias con niños pequeños viviendo por todas partes y esa es la primordial razón por la que no desean que “esa escoria” vuelva a la ciudad de York.

“No entiendo cómo no se siente avergonzado y cómo puede querer volver y vivir donde no es bienvenido. He sido una víctima a lo largo de estos años. No ha habido compensación por mi sufrimiento sino consecuencias financieras y a mi salud mental. Me he sentido tan devastada y sin esperanza que a veces sentía que la vida no valía la pena vivirla. Para ser honesta, había perdido toda esperanza y cuando se creó este apoyo me sentí un poco más positiva. Solo pensé que sí hay una luz al final del túnel y que podría recaudar el dinero. Porque lo quieren lo antes posible". 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here